¡Comparte!

Ella es una de las actrices más queridas y populares de Venezuela. Actriz de centenares de telenovelas, de cine y teatro. Elba Escobar, su nombre es sinónimo de compromiso y vocación actoral. Pocas actrices, como ella, son capaces de transmitir la dimensión de un personaje con tanta intensidad y credibilidad. Llegó a Estados Unidos en septiembre de 2014. Y ahora forma parte del numeroso grupo de talentos venezolanos que se han establecido en Miami. A sus 61 años, se siente con la energía de una chica de 40 y con la mejor actitud para adaptarse a esta nueva cultura. Con su última obra, Relatos Borrachos, ella sigue compartiendo con el público su carisma y su talento.

-¿Cuándo te dan un papel en una novela. Cuánto tiempo te toma convertirte en ese personaje?

-Nunca he cuantificado el tiempo. Pero por lo general siempre hay un proceso antes de internalizar el personaje, que es un proceso de ensayo. Sea para tv, para cine, o teatro. Hay una parte de uno como actor que analiza el personaje que toma consideraciones desde le punto de vista intelectual del personaje. Y hay otra parte. Que es la parte del Don con el que nacemos algunos actores. Que el personaje empieza a ocuparnos y nosotros se lo permitimos. Entonces hay una parte que es intuitiva, y otra mas rigurosa, que forman parte del análisis del personaje.

-La capacidad que tiene el actor de vivir las vidas ajenas, le ayuda en su comprensión de los demás? O no tiene nada que ver….

-Sí, yo creo profundamente en eso fíjate. Nunca me habían hecho esa pregunta. Creo que hurgar las vidas ajenas, nos permite, a través de la ficción, vivir circunstancias que de otro modo no podríamos.

-¿Te divierte más hacer novelas o teatro? Con cuál sufres más?

-La verdad es que actuar es una de las profesiones más lúdicas que hay. Acuérdate actuamos desde que somos niños, nos las pasamos intentando que somos súper héroes. Yo creo que todas las personas son actores. En esta profesión a mi lo que más me encanta hacer es cine. Porque el cine tiene una condición de aventura y me estimula mi espíritu aventurero. El teatro es como el hogar de la profesión, donde uno aprende a expresarte, a moverte en el escenario. Es como la casa de tu mamá. Uno siempre regresa al teatro, como uno regresa al hogar. Y la tv es donde mas se sufre, porque la logística d el tv es muy agobiante. Pero por otra parte, es como una especie de taller. En el que uno está todo el tiempo recitando porque te llegan los capítulos. Uno prácticamente hace improvisaciones del personaje porque te llegan los capitulo para garbar ese mismo día. Es muy agobiante, pero por otra parte nos mantiene afinado el aparto actoral.

-¿Tienes algún ritual antes de salir a escena?

-Si, yo tengo un ritual. Casi todos los actores lo tenemos. Nos tomamos de las manos, hacemos alguna oración, y pedimos la protección de los dioses. De Dionisio pa’ abajo. Lo hacemos mucho en teatro, en tv y cine no tanto.

Tienes alguna superstición, por ejemplo si entra alguien vestido de amarillo al teatro, sientes que las cosas irán mal. Como piensan algunos?

-Esas supersticiones existen, pero la verdad es que yo nunca le pongo mucho atención a esas cosas. Yo he estado trabajando con actores, que me dicen: qué horror que vino fulano vestido de amarillo lo hizo a propósito”…. Y yo la verdad no me doy cuenta de esas cosas.

 -Cómo haces para ‘sacudirte a un personaje’ con el que has estado mucho tiempo?

-La verdad es que el personaje hay que despedirlo. Con despecho y todo.

-La verdad es que al personaje hay que despedirlo. Y es bueno tener un ritual para despedirlo. Porque es como llevarlo al cementerio, uno tiene su despecho y todo. Antes cuando era muy joven me costaba mucho….con los años uno tiene mas herramientas para entrar y salir del personaje. Cuando joven yo era muy intensa como actriz, ahora soy mucho más honesta y no tan intensa.

-Parece que la fama es un asunto difícil de manejar. Alguna vez se te subieron los humos a la cabeza. Y cómo hiciste para poner el ego en su lugar?

-Hay una especie de satanización del ego, la verdad es que el ego puede llegar a ser un gran aliado. Si eres tu quien se ocupa de el, y no el quien se ocupa de ti. Yo tengo una familia que me ha puesto los pies en la tierra, siempre me guiaron ara que no entrara en la fantasía de ese mundo banal y superficial. Y por otra parte, una formación espiritual que me permite reconocer constantemente que si yo soy artista es porque tengo un don que Dios me dio. Y eso me conecta con la ponderación para honrar el don, sin pensar que porque lo tienes, eres mas o menos que nadie. Yo dejo al ego en el lugar donde lo necesito para trabajar. Porque si yo no trabajara con mi ego no sería capaz de montarme en un escenario.

-Qué personajes te sientes más cómoda de buena-buenísima o de mala malísima?

-Si un personaje es bueno-buenísimo o mala-malísima, por lo general no me interesan. Yo creo en los personajes que son de verdad. Salvo que haga una comiquita, yo hice la bruja mala del oeste en El Mago de Oz. Se hizo un montaje yo era la bruja, mala malísima. Y esas brujas malas-malísimas son muy graciosas. Y ser malo es muy divertido. Pero a la hora de hacer un personaje, serio y respetable. Los seres humanos así como los personajes, son mucho mas complejos y divinos de hurgar. Me gustan los personajes reales y complejos.

-La gente dice es muy feo ver a una mujer borracha. Qué tan grave es el problema del alcoholismo en mujeres en nuestros días? Cuéntanos que pretende la obra “Relatos Borrachos?

-Ver a un padre borracho, a una mama borracho es muy feo. El alcoholismo es un mal que agobia a la humanidad. Y no importa credo, religión, o situación social. Lo ves en gente exitosísima o en gente humilde. A mi me toca interpretar a una mujer alcohólica en Relatos Borrachos, que la presentamos en Houston y volvemos el 3 de Diciembre en el Queensbury Teather. A mi me encanta hacer esta obra, porque la gente ser ríe mucho, se dan codazos, y luego se llevan una reflexión profunda con respecto a eso.

¿Entonces te estás divirtiendo con esta obra?

-Además los actores somos un poco locos en ese sentido. Porque nos divertimos hasta cuando el personaje sufre.

-¿Qué tan difícil ha sido recomenzar la vida en Estados Unidos?

-Yo creo en la vida siempre estamos pasando por situaciones desafiantes. Y yo tengo un entrenamiento espiritual que me permite atravesar las situaciones desafiantes viendo las bendiciones que están ocultas, detrás de dese desafío. Porque si no es así, nos pasa lo que le pasa a muchos….porque los venezolanos no teníamos cultura de inmigrantes, era un país delicioso, un país con petróleo y con abundancia. Salir de allí, yo acabo de cumplir 61 anos, sales de allí con tu maletín de experiencias. Y la experiencia es algo que te apoya. Es un desafío enorme, acostúmbrate a la logística de un país distinto. Afortunadamente es un país organizado, que te da calidad de vida. Y donde se respira tranquilidad. Hay una bendición detrás de eso, que no me permite ni deprimirme ni dejarme a atrapar por el miedo. Ya tengo 1 año aquí y todavía no estoy bien ubicada en el mercado. Y poner tu mente y tus ganas para crear e inventar proyectos es algo que te renueva muchísimo. Me siento obligada a recurrir a lo mejor de mi.

¿Hubo una chispa que te hizo tomar la decisión salir de Vzla?

-Mi hijo, que el se vino hace 2 anos y medio, a hacer una maestría, y no quería que yo estuviera sola. El miedo a que me pasara algo. A mi hijo lo secuestraron 2 veces. Yo vivía en una zona segura, pero cada vez escuchaba mas comentarios de asaltos y malas noticias y de situaciones terribles. Creo que la mayoría hemos salido por la inseguridad.

En que año llegaste? El 29 de sept. 2014.

Mi encuentro con Elba en Houston.

-¿Cómo está el corazón de Elba escobar? Tú has dicho que tus relaciones han sido cortas. Es muy complicado vivir en pareja?

-He tenido parejas deliciosas. Yo escribí un libro: Reconciliándome con mi afrodita. Y comienza diciendo: Como yo no he encontrado el amor de mi vida, he llenado de mi vida de grandes amores. Una vez me casé. Y ahora mi ex esposo y yo somos grandes amigos. De hecho somos compadres. Hoy día no tengo ningún complejo con respecto a eso. Llegué a pensar que no tenía suerte con el amor. Yo asumí mi responsabilidad, que si los hombres no se comprometían en una relación duradera, era porque yo tampoco quería. En este momento estoy haciendo el ejercicio de traer a mi vida una pareja definitiva.

-El 6 de Dic. Hay elecciones parlamentarias en Venezuela. ¿Qué te gustaría que pasara?

-Me gustaría que la oposición ganará mas escaños en la Asamblea Nacional. La hegemonía en los gobiernos no es sana. Lo más sano es que haya una oposición.

 ¿Qué le vas a pedir al Niño Jesús?

-Un novio. Jaja!

Elba Escobar: una actriz de muchos kilates. Foto: Cortesía

 

 

Editora de GenteToday. Periodista. Egresada de la UCV (Venezuela) en 1990. Inmigrante, trotamundos y cazadora de historias. Cada instante es un milagro. Cada uno con su historia… y los barcos al horizonte. @MilyChannel