¡Comparte!

Asistir a un concierto de Eddy Marcano es un deleite absoluto. Este virtuoso, que ha recorrido el mundo con su violín, entrega el alma en cada nota musical. Lo he visto reventar las cuerdas del violín durante un concierto y he visto al público disfrutar en grande con su ejecución. Para él, la música aparte de ser un arte, es también una pasión que se disfruta doblemente, cuando se comparte.

Marcano cuenta con mucho orgullo que él es producto del Sistema de Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles creado hace más de 30 años en Venezuela por el maestro José Antonio Abreu, donde también se formó Gustavo Dudamel, que ahora es Director de la Orquesta Sinfónica de Los Angeles.

Eddy Marcano es uno de los grandes violinistas y directores venezolanos, reconocido además como uno de los principales exponentes del instrumento en todo el continente. Actualmente es Director Artístico del Conservatorio “Simón Bolívar” y Director de la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar” de Venezuela, cargo con el que ha recibido las más altas condecoraciones.

Como solista se ha presentado con las más importantes orquestas del país, recibiendo los mejores elogios. Ha participado en Festivales nacionales e internacionales en toda America Latina, y también en Estados Unidos, Alemania y Londres.

Vivió uno de los momentos mas importantes de su carrera cuando el maestro Sergio Bernal le compuso un concierto para violín, especialmente para él, basado en el joropo “El Tamarindo”. La pieza fue estrenada con la Orquesta Sinfónica de Utah, donde Marcano recibió una larga ovación. La prensa especializada reseñó el evento con las mejores críticas.

Fue Director de la Orquesta Sinfónica de Nueva Esparta. Es Comisionado para la UNESCO y la OEA en la creación de orquestas Juveniles e infantiles de Honduras, México, Guatemala, Uruguay y Paraguay. En 2011 el Presidente Barak Obama lo felicitó personalmente por su desempeño frente a la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.

Dedicación y disciplina

Esta es la entrevista que le hicimos en durante su exitosa gira por Houston, donde ofreció varios conciertos como solista y también participó en el Festival “Viva Venezuela”.

¿Cuáles son las condiciones que se necesitan para tener éxito en la música?

-Cuando tú te dedicas a una carrera como la música en serio, primero necesitas tener las condiciones para desarrollarlas, como desarrollar tu oído melódico, porque obviamente el músico, tiene que tener unas condiciones muy especiales. Y después de eso, viene el proceso que requiere de constancia y disciplina que es lo que te va a dar los frutos.

-¿Recuerdas el momento en que decidiste que ibas a ser músico, que te ibas a dedicar a esto profesionalmente?

-Si claro! Yo soy de la isla de Margarita y desde muy niño estoy sumergido en el ambiente de la música. Desde muy niño yo estaba claro que yo quería ser músico. Y cuando terminé mi bachillerato me trasladé a Caracas, donde ingresé al Conservatorio, y empecé a foguearme con el Sistema de Orquestas Juveniles, hasta llegar a la Orquesta más importante de Venezuela que es la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, donde he hecho una carrera muy importante como músico, como solista y como Director.

-Me imagino que en tus inicios escuchaste algo como “estudia otra cosa por que los músicos y los artistas se mueren de hambre”. ¿Cómo pudiste superar esa mala fama que tienen estas carreras en Venezuela?

-Pero por supuesto, eso era muy común. En mi familia, en un principio, no estuvieron muy de acuerdo, porque ellos no veían la música como una carrera de la cual ibas a poder vivir. Eso, gracias a Dios ha cambiado en Venezuela, pero hace 30 años dedicarse a la música, no era visto como algo poco serio, era algo muy elitesco, porque eran muy pocos los que podían salir del país. Pero gracias al maestro Abreu que tuvo la visión de crear el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles eso ha cambiado mucho. Yo nací en ese sistema, y gracias a ese sistema yo pude realizar ese sueño de ser músico.

-¿En qué otros países has podido desarrollar este modelo de la Orquesta?

-Yo he tenido la gran suerte de poder trabajar en los equipos para desarrollar el modelo en Colombia, Perú, Bolivia, Argentina, en Escocia, Japón y China. Y también se está desarrollando en EE.UU, gracias a la presencia de nuestro Gustavo Dudamel como director de la Orquesta Sinfónica de Los Ángeles.

-De no haberse sido músico ¿qué hubieras sido?

-Mira si el destino en esta vida fue ser músico, yo no me pudo imaginar siendo otra cosa que no sea músico, te lo digo de todo corazón. Y si vuelvo tener otra vida, volvería a ser músico.

El maestro Abreu dijo en una entrevista que la música más bella era el sonido del mar, ¿cuál es para ti la música más bella?

-Creo la música más hermosa es aquella que se hace con el alma, con el corazón.

Un tema musical que te hace feliz interpretar…

-Yo cuando interpreto “El pajarillo” un joropo de Venezuela me siento muy feliz.

-De música poeta y loco todos tenemos un poco ¿tienes alguna manía?

-Los músicos siempre andamos como en otro planeta…siempre pensando en sonidos en las notas tú sabes, muy conectado con lo que hago, creo que son muchas las manías, pero la que mejor puede responder esa pregunta es mi esposa.

-¿Cuál es tu mayor virtud?

-La espiritualidad. Soy u hombre de mucha fe.

-¿Un defecto?

-De tantos que tengo…pudiera ser la excesiva inocencia de muchas cosas, por lo mismo que vivo metido en mi mundo.

-Un lugar del mundo que te encanta?

-Guao! A mi me encanta el frío, si yo viviera en un clima frío, ahí sería feliz. Londres es mi cuidad favorita, me encanta caminarla, lo disfruto tanto que parece que en otra vida yo viví allí.

¿Tu comida favorita?

-La comida italiana…la pasta al pesto me mata!

-Has conseguido muchos de tus sueños a lo largo de tu vida… ¿nómbrame un sueño que todavía no has alcanzado?

-Efectivamente, muchos de mis sueños los he logrado. Uno de los sueños que yo siempre anhelo es que mi nuestro trabajo no se pierda, que nuestros niños y jóvenes no pierdan esa identidad que hemos sembrado y que ellos cuiden y quieran su música venezolana. Que el trabajo que yo haya dejado sirva de referencia para las nuevas generaciones, ese es mi sueño!

Eddy Marcano…pone el alma en su arte. Fotos: Cortesía