¡Comparte!

By Milagros Duran

Houston.- Recientemente tuve la oportunidad de dar una vuelta por el estudio del artista, David Adickes, un hombre de baja estatura pero de un talento gigante como sus famosas e icónicas esculturas de Houston.

Adickes es el autor de la emblemática estatua de Sam Houston inaugurada en 1994 en el área de Huntsville, que sirve de antesala y de anfitrión para todos aquellos que visitan esta ciudad.

Entre sus obras más célebres, podemos mencionar “el Virtuoso” una escultura gigante de un hombre tocando el violoncello, ubicada frente al Lyric Center de Houston, la frase “We Love Houston”, donde miles van a tomarse fotos y selfies.

Cuando visité su estudio en la calle Nance del Downtown, quedé maravillada con sus esculturas gigantes, había una de Charles Chaplin, y numerosos bustos de los Presidentes de Estados Unidos. Sentí la mirada de George Bush padre, de Abraham Lincoln y de Richard Nixon, entre otros. Me dio gusto conseguirme de frente con el rostro tamaño monumental de Barack Obama. Tuve la sensación de estar caminando por los pasillos de la historia de este país. Sin duda, es un lugar para visitar, aunque no es un sitio público, casi como si lo fuera.

El lugar es visitado todos los días por cientos de personas, a pesar de que es un estudio artístico privado, siempre tiene sus puertas abiertas para los visitantes.

Abre de Lunes a Sábado, entre 7 am y 3 pm. No abre los domingos.

He aquí un extracto de una entrevista que le hiciera la Oficina de Turismo de Houston. Al final del texto está la entrevista complete en inglés.

 P: ¿Cuál fue su primera pieza profesional?

David Adickes: La pieza del violonchelo en el Downtown en el Lyric Center se llama el Virtuoso fue inaugurada en 1984 y esa fue mi primera gran exposición al público. La escultura de Sam Houston en Huntsville es la más famosa. Terminé esa pieza en 1994. Ha cambiado la imagen de Huntsville de una ciudad de prisión a una ciudad de esculturas. Se estima que la escultura es vista por unas 50.000 y 60.000 personas al día.

P: ¿Cuál es tu trabajo favorito que has hecho hasta ahora y por qué?

David Adickes: Creo que sería el Virtuoso. El más popular es Sam Houston. Pero yo personalmente tengo una cálida sensación cuando camino por el centro de la ciudad y me cruzo con ese violonchelista.

P: Cuando empezó con las esculturas, ¿alguna razón de porque las piezas son de tamaño gigante?

David Adickes: El Virtuoso era fue una obra que me encargaron para ser colocada en frente de un edificio, y las columnas eran de 36 pies por lo que tenía que coincidir. Y fue muy recibido. Estaba en racha e hice otras dos que eran bastante grandes. Después vino la idea del parque de los presidentes, los 43 presidentes en tres ocasiones. Esto comenzó en 1984 con “el Virtuoso” y a través de los años se convirtió en un tema mío. Es una escultura pública, todo el mundo la ve. ¡Sé que estas piezas estarán por aquí por mucho tiempo porque son demasiado grandes para moverlas!

Clickea aquí para leer entrevista en inglés: https://www.visithoustontexas.com/blog/post/a-live-chat-with-houston-artist-david-adickes/

Located in front of the Lyric Center Building in the Theater District, Virtuoso by David Adickes is one of the many sculptures in downtown Houston.

Las esculturas lucen tan reales que sientes la mirada de los Presidentes. Fotos: Milagros Durán