¡Comparte!

El primer libro del periodista José Luis Briceño R. Clásicos de tres décadas venezolanas: 60,70 y 80 ya está disponible en Amazon.com. 
El prologuista Rodolfo Izaguirre, escritor y crítico de cine, aseguró que la obra de Briceño “(…) es un libro vivo y útil que nos ayudará a protegernos de nuestros propios desatinos”.

Para los lectores interesados, los dos primeros capítulos del libro están publicados igualmente en Amazon, sin costo alguno. 
Clásicos de tres décadas venezolanas: 60, 70 y 80, escrito por el periodista José Luis Briceño R, reúne 27 crónicas que describen un itinerario cultural, sociológico y político muy diverso del pasado reciente de Venezuela. El recorrido incluye temas como el movimiento guerrillero de comienzos de los años sesenta, que pretendió derrocar los gobiernos democráticos para implantar una dictadura comunista; el fenómeno electoral del dictador Pérez Jiménez en 1968; la invasión de Machurucuto y la llegada de las radionovelas cubanas; el boom de la Gran Venezuela, que puso a los venezolanos a viajar por el mundo en los aviones de Viasa; el Caracazo y el Viernes negro, con la secuela de casos de corrupción que dejó Recadi. Estos fragmentos políticos y culturales, según plantea Rodolfo Izaguirre, revelan no solo la reciedumbre del propio país, sino la ondulante y secreta presencia del autoritarismo que bajo la forma del caudillo civil o militar se hace presente en las instituciones que rigen el país durante las tres décadas seleccionadas.

En el plano cultural, el autor examina la llegada de la minifalda, el bikini y las anticonceptivas. Telenovelas como el Derecho de nacer, Rafaela, Tv confidencial y Por estas calles son revisadas con un criterio en el cual están presentes el humor, la política y la mano del Estado, que a su vez intervino también en el Miss Venezuela y censuró películas como El último tango en París o Ledezma: el caso Mamera.

El auge y la caída del presidente Carlos Andrés Pérez queda sentado en un perfil periodístico que resume los errores y aciertos de una trayectoria política de más de 60 años. Un tratamiento similar recibe la carrera del animador Renny Ottolina, su candidatura a la presidencia de la República y su inesperada muerte en un accidente aéreo que terminó transformando al Número uno en víctima de una supuesta conspiración política y mediática.

“Exponer el dibujo de seres, situaciones, conflictos políticos, vanidades y obsesiones es una tarea que realza y dignifica a quien la hace posible, dejando al lector en libertad para opinar, aceptar, negar, afirmar o polemizar. Un libro que nos ayudará a conocernos y a protegernos de nuestros propios desatinos”, según afirma Izaguirre al final de su texto en Clásicos de tres décadas venezolanas: 60, 70 y 80.

Originalmente Briceño buscó crear una versión del libro Los Chiripitiflauticos, inspirado en el famoso programa de televisión infantil español de los años setenta, que recoge los recuerdos que marcaron la infancia, adolescencia y temprana adultez de un grupo de personas que, cuando falleció el dictador Francisco Franco, eran unos niños. La idea tomó otro rumbo y se transformó en Clásicos de tres décadas venezolanas: 60, 70 y 80, título que surge de aquellos espacios que las emisoras de radio presentaban como programas especiales dedicados a recordar exclusivamente los éxitos musicales de esos años.

“La propuesta de escribir el libro me la hizo Marisa Mena, editora, quien además asumió la tarea de la lectura, revisión y edición del texto. Yo acepté de inmediato”, cuenta Briceño. Completar el proyecto le tomó unos cuatro años en los que realizó las investigaciones y entrevistas pertinentes. Un trabajo de largo aliento que insistió en terminar a pesar de los obstáculos. Aitor Muñoz diseñó la portada de Clásicos de tres décadas venezolanas: 60, 70 y 80 y Sofía Greaves estuvo a cargo del montaje y la edición para Amazon.com

Sobre José Luis Briceño R.

Nace en Caracas y estudia Periodismo en la Universidad Central de Venezuela. Cursa estudios de cuarto nivel en Mercadeo, Universidad Metropolitana, Caracas, y también una Maestría en Estudios de Comunicación, Kansas University, KU, Estados Unidos, gracias a una beca de Fundayacucho. A lo largo de su carrera ha ocupado distintos cargos vinculados a la prensa y las comunicaciones corporativas en empresas públicas y privadas.